YA BASTA DE DECIR BASTA,  
     
    • Porque sólo tenemos un enemigo, la violencia de ETA...
    • Porque el objetivo de la paz exige eliminar cualquier postura intransigente e intolerante...
    • Porque nada es tan imprescindible y urgente como poner fin a muchos años de violencia cruel y salvaje...
    • Porque únicamente dos vidas valen más que una...
    • Porque de nada sirven pactos y acuerdos que refuercen los extremos y abran todavía más la brecha entre nacionalistas y constitucionalistas...
    • Porque la lucha contra la violencia no debe concebirse como una confrontación de la que resulten vencedores y vencidos...
    • Porque no hay ningún marco institucional ni estructura político-administrativa históricamente estáticos e inamovibles...
    • Porque para terminar definitivamente con la violencia hace falta la unión de todas las fuerzas democráticas parlamentarias, sin ningún tipo de exclusión, sea cual sea su ideología y peso parlamentario...
    • Porque estamos contra la utilización de la violencia como instrumento electoral y de presión política partidista...
    • Porque ahora ya no es momento de reprochar errores o equivocaciones, en hechos y palabras, cometidos por cualquier fuerza política o sus representantes...
    • Porque no queremos llegar a una situación límite, a una calle sin salida donde no quede ningún tipo de esperanza...
    • Porque los problemas políticos requieren soluciones políticas por costosas y/o difíciles que éstas resulten...
     

    RECLAMAMOS a todas las fuerzas institucionales democráticas y legítimamente representativas de la soberanía popular en general, y muy particularmente a los partidos que gobiernan, un DIÁLOGO entre todas ellas SIN ningún tipo de EXCLUSIÓN, único camino para que la convivencia no quede nuevamente destrozada. Todo pacto, todo acuerdo, todo consenso, que no cuente con la participación de todos nace limitado e insuficiente. La continuidad y permanencia del enfrentamiento entre ambos nacionalismos, el español y el vasco, es el germen que permite alimentar la violencia. Reiteramos a nuestros políticos, porque nunca el diálogo es síntoma de debilidad, que abran esta vía con el valor y la predisposición necesarios sin estar supeditados absolutamente a nada. 
     

 
    Si quieres adherirte al manifiesto haz un clic aquí 
    Si quieres firmarlo  imprime y envia la hoja al apartado de correos 298, 25080 Lleida