ENCOMIENDA DE MONZON



Los templarios recibieron el castillo de Monzón en 1143, y un poco más tarde la capilla real de San Juan. La rica encomienda, sobre la que ejercían la jurisdicción civil, criminal y religiosa, disponía de una red de granjas y comendadores subalternos.

Según el autor Castillón Cortada, en el castillo de Monzón renació una nueva concepción de la vida religiosa pues el carisma templario no consistió en vivir aislados del mundo sino integrados dentro de la sociedad medieval realizando una apostolado militar, agrícola y cultural sin precedentes.

Bajo la tutela del comendador Guillem de Montredon fue educado el príncipe Jaime junto a un primo suyo, el conde de Provenza Ramón Berenguer V. El rey Conquistador acudió a Monzón a celebrar cortes; las de 1232 trataron de la conquista de Valencia. El castillo de Monzón fue el último bastión de la Orde, y resistió heroicamente ante las tropas del rey Jaime II.


Castillo de Monzón


El castillo-convento y el casco antiguo de Monzón

El Castillo de Monzón conserva cinco torreones situados de forma dispersa en el patio de armas. La torre del homenaje (s. IX-X) combina en sus muros el canto rodado y la sillería. A su alrededor se sitúan el templo, el refectorio, las dependencias dormitorio y la torre de Jaime I.

El templo, de aspecto defensivo, contiene un túnel subterráneo con salida al exterior al que se accede desde el ábside. Completan el magnífico recinto las caballerizas, los cuerpos de guardia, el polvorín, los aljibes, los pasadizos y las baterías defensivas (s. XVIII) del cuartel de artillería.

El casco histórico de Monzón alberga la catedral de Santa María (s. XII), Monumento de Interés Histórico-Artístico, varios museos, salas de exposiciones y palacios renacentistas en un entorno paisajístico inmediato de extraordinaria belleza.

MAS INFORMACION

-


- Ayuntamiento de Monzón: 974 417 774 / 974 349 007