ENCOMIENDA DE GARDENY (LLEIDA)



Con la conquista de la ciudad de Lleida, en 1149, los templarios reciben diversos bienes en compensación por la ayuda prestada en el asedio, entre los que se incluía la colina de Gardeny. La primera referencia de la encomienda de Gardeny data del año 1156, y aparece como primer comendador fray Pere de Cartellà, personalidad que habría participado activamente en el asedio.

Gracias a las numerosas aportaciones realizadas, en buena parte por la pequeña nobleza, la Casa de Gardeny llegó a articular un extenso patrimonio. Pronto, para poder administrar los diferentes sectores que se habían construido, surgió la necesidad de crear nuevos cargos administrativos y se instituyen las encomiendas de Corbins y Barbens.

Fruto de este crecimiento, hacia el siglo XIII, la Casa de Gardeny se convertiría en uno de los principales centros decisivos de la orden del Temple en la Corona de Aragón.


Foto Castillo de Gardeny


El conjunto monumental de Gardeny

El conjunto monumental de Gardeny, levantado a mediados del siglo XII, constituye uno de los testimonios más destacados de la arquitectura del Temple en la Corona de Aragón.

Aunque en los siglos XVII y XVIII se realizaron profundas modificaciones que alteraron la fisonomía de la obra medieval, actualmente aún conserva importantes vestigios del conjunto original templario: el recinto soberano. Delimitado por un perímetro de murallas y flanqueado por torres, en su interior se distribuyen diferentes edificios articulados en torno a un patio central.

Destaca la Torre residencial, una construcción sólida de dos plantas que albergó diversas dependencias (almacenes y habitaciones), y el templo, un edificio singular levantado en honor a Santa María de Gardeny, virgen que antaño fue objeto de gran devoción popular.

MAS INFORMACION

-